Negación

Publicado en por Ministerio de Predicación - Nueva Alianza

negacionSn. Mt. 26, 31-35 Entonces les dice Jesús: «Todos vosotros vais a escandalizaros de mí esta noche, porque está escrito: = Heriré al pastor y se dispersarán las  ovejas del rebaño =. Mas después de mi resurrección, iré delante de vosotros a Galilea.» Pedro intervino y le dijo: «Aunque todos se escandalicen de ti, yo nunca me escandalizaré.» Jesús le dijo: «Yo te aseguro: esta misma noche, antes que el gallo cante, me habrás negado tres veces.» Dícele Pedro: «Aunque tenga que morir contigo, yo no te negaré.» Y lo mismo dijeron también todos los discípulos.

 

Este pasaje, previo a la Pasión de Cristo, muestra las buenas intenciones y deseos de Pedro y los discípulos, en cuanto a ser files  al Maestro, tarea imposible si no se cuenta con la Fuerza del Espíritu Santo, Jesús lo sabía y por ello la respuesta que da a Pedro, sin embargo éste, olvidando la enseñanza de la vid y los sarmientos, movido más por la confianza en sí mismo y sus fuerzas, se atreve a refutar a Dios mismo y el conocimiento perfecto que ÉL tiene de cada uno de nosotros, así Pedro cerro sus oídos a Dios y los abrió a su soberbia.

 

Cuantas veces en nuestra vida hemos actuado de manera similar a Pedro, enfrentando las circunstancias o retos únicamente con nuestras fuerzas, haciendo a un lado la Palabra de Dios y procediendo muchas veces en contra de ella, así por muy buenas intenciones que tengamos, nunca podrán llegar a buen término si lo hacemos alejados de Dios,  incluso en aquellas ocasiones que con nuestros labios hemos dicho que no nos apartaremos de Dios pero con nuestras actitudes, reacciones y decisiones  nos apartamos de ÉL, negándonos a dar testimonio y hablar de ÉL, a perdonar, a dejar el pecado, a ayudar al prójimo, a servir, a escuchar su palabra, a buscarlo en oración,… negándonos a la conversión…, pero Dios en su infinita misericordia y su Divino deseo de hacerte participar de su Salvación,  se valdrá de cualquier medio para hacernos reaccionar, recapacitar y volvernos al buen camino, en el caso de Pedro, hizo que el gallo cantara para que Pedro se acordara de la advertencia del Maestro y se arrepintiera de su actuar.

 

Que esta cuaresma sea diferente, que la Pasión de Cristo, te sirva para, que con el auxilio del Espíritu Santo, meditar en oración sobre tu comportamiento y que debes dejar, a que debes renunciar,  que tu arrepentimiento sea sincero y honesto, preparándote así para resucitar con Cristo, pues ÉL no vino para traer condenación sino salvación.

 

¿Qué tan seguro estas de poder seguir adelante sin escuchar a Dios?, ¿Qué debes cambiar y cómo debes hacerlo?, ¿En esta cuaresma, te acordarás de Dios?

 

A la actitud necia de Pedro y los discípulos se les puede adjudicar un atenuante, y es que el Espíritu Santo aún no había venido ellos, pero nosotros sabemos que contamos con ese Paráclito Divino, que es de ÉL de donde nos viene la fortaleza, búsquemelo entonces para que con su ayuda no neguemos a Dios.

 

Que la Paz de Nuestro Señor Jesucristo esté con Tigo siempre.

 

Ministerio de Predicación

Comunidad Católica Nueva Alianza

www.nuevalianza.com

Etiquetado en Enseñanza

Comentar este post