Estas invitado a Belén

Publicado en por Ministerio de Predicación - Nueva Alianza

Stomer-adoration.jpgSn. Lc. 2, 4-5 Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David, para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta.

 

José y María, se dirigieron a Belén para empadronarse en el censo del imperio romano, pero tanto la Virgen María con su “hágase” y San José con su silencio, ambos con su testimonio de vida, ya estaban inscritos en un lugar muy especial del Libro de la Vida, pues ninguno de los dos se negó a la voluntad de Dios, y recibieron a Jesús en su corazón y vida.

 

En esta época de adviento, la aceptación de la voluntad de Dios por parte de José y María y la subida a Belén, debe hacernos meditar sobre nuestra propia aceptación de la voluntad de Dios, como la vivimos y que tan preparados estamos para recibir al Niño Dios en Nuestro Corazón, a la vez debemos hacer esta meditación con alegría y esperanza, pues somos llamados por Jesucristo, nuestro Rey y Salvador que quiere inscribirnos en el Libro de la Vida, este es el motivo de festejar y alegrarnos, pues a pesar de la situación que estemos viviendo y lo que el mundo quiera hacernos creer, Dios nos ama, se hizo hombre, sufrió y murió por nosotros, esta es la verdadera esperanza que debe nacer en nuestros corazones, que nos lleve a agradecer por las bendiciones recibidas, a contar nuestros problemas como bendiciones, a disponernos a la voluntad de Dios, a dejar el pasado atrás y mirar el nuevo día que la Luz del Mundo ilumina y hace nuevas todas las cosas.

 

Para subir a Belén a recibir al Niño Dios, es más fácil si nos despojamos de las cargas inútiles que llevamos en nuestro corazón, en nuestra mente, en nuestra vida.

 

¿Que evita que sientas alegría?, ¿Cuál es tu motivo de esperanza?, ¿Qué es lo que mas te pesa para subir a Belén?

 

Dispongamos nuestro corazón para recibir al Niño Dios y alegrémonos, pues un Salvador nos ha nacido.

 

Que la Paz de Nuestro Señor Jesucristo este con Ustedes siempre.

 

Ministerio de Predicación

Comunidad Católica Nueva Alianza

 

Etiquetado en Reflexiones

Comentar este post

gustavo moreira 01/30/2010 00:42


Podemos estar de acuerdo de que el hombre usa mal sus libertades pero no es la repuesta al concepto de la pregunta inicial. ¿Por que ciertas religiones se involucran en esas actividades de maldad
del hombre? ¿Ha bendecido Dios alguna guerra?


gustavo moreira 01/17/2010 17:36


PREGUNTO ¿SI DIOS ES AMOR POR QUE SE BENDICEN LAS ARMAS PARA LA GUERRA Y LAS MATANZAS DONDE LOS INTERESE DE LOS HOMBRES BURGUESES ES LA PRIORIDAD? ¿DIOS APRUEBA ESO?


Ministerio de Predicación - Nueva Alianza 01/20/2010 15:17



Dios no aprueba el mal, es el hombre que haciendo mal uso de su libertad opta por el egoísmo y al margen de la ley de Dios comete toda clase de maldades, esto no solo lo hacen los burgueses, sino
todos.

Es fácil culpar a los padres por la conducta de los hijos, sin embargo debemos saber que los hijos son libres de hacer lo que quieran, independientemente de los consejos de los padres.

Es fácil culpar a Dios por lo que sucede en el mundo, pero si nos dió la libertad, debemos saber que sufriremos las consecuencias de esa libertad para bien o mal, y dichas consecuencias afectarán a
los que tengamos más cerca.

Dios nos pide cambiar el mundo que nos dio, pero para ello debemos primero cambiar nosotros, debo cambiar Yo, y para hacerlo bien debo recurrir a mi Creador y con su verdad actuar, con su amor amar
y en su paz vivir.

Agradezco mucho tu participación.

Paz y Bendiciones