Ven a mi Fiesta

Publicado en por Ministerio de Predicación - Nueva Alianza

Sn. Lc.15,25-32 «Su hijo mayor estaba en el campo y, al volver, cuando se acercó a la casa, oyó la música y las danzas; y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. El le dijo: “Ha vuelto tu hermano y tu padre ha matado el novillo cebado, porque le ha recobrado sano”. El se irritó y no quería entrar. Salió su padre, y le suplicaba. Pero él replicó a su padre: “Hace tantos años que te sirvo, y jamás dejé de cumplir una orden tuya, pero nunca me has dado un cabrito para tener una fiesta con mis amigos; y ¡ahora que ha venido ese hijo tuyo, que ha devorado tu hacienda con prostitutas, has matado para él el novillo cebado!”. «Pero él le dijo: “Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo; pero convenía celebrar una fiesta y alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto, y ha vuelto a la vida; estaba perdido, y ha sido hallado.”»

Querid@ Herman@, ante la actitud del hijo mayor o el menor, la respuesta del Padre es la misma, una espera amorosa, una búsqueda constante de sus hijos,  un darse totalmente, compartiendo no porque los hijos lo merezcan, sino por amor, así de misterioso es Nuestro Padre del Cielo, para Él la fiesta no esta completa hasta que todos sus hijos estén dentro.

Cuando estés pasando momentos difíciles, recuerda que tu Padre del Cielo te espera, te busca suplicante, desea bendecirte y compartir con tigo su perdón, paz, amor,  su Espíritu Santo, acompañarte en esa dificultad, mostrarte el camino, darte la fortaleza y todo lo que necesitas para vivir en victoria, Dios te ama no lo por lo que eres, sino porque Él es Amor.

¿Qué evita que entres a la Fiesta?,  ¿Qué tanto escuchas a Tu Padre?, ¿Qué tanto amor necesitas que te muestre tu Padre?

En medio de la prueba, detengámonos  a contar las bendiciones que Dios ya nos ha compartido, dispongámonos a entrar a la Fiesta, dejemos atrás el pecado, rencor, miedo, enfermedad…, cambiemos nuestra actitud de hijos pródigos o mayores y e imitemos al Padre con actitud de perdón, alegría, paciencia, amor hacia los demás y la fiesta será en nuestro corazón.

Que la Paz de Nuestro Señor Jesucristo te acompañe siempre

Ministerio de Predicación
Comunidad Católica Nueva Alianza

Etiquetado en Reflexiones

Comentar este post